Fotoprotección… también en invierno

La fotoprotección ha de ser nuestra aliada, también en invierno. El sol es uno de los factores que si no te toma con cuidado puede dañar nuestra piel y acelerar su envejecimiento. Sobre todo si tenemos vitíligo, ya que la falta de pigmentación de las manchas blancas hace que sean más vulnerables.

En invierno debemos mantener la fotoprotección, sobre todo si practicamos algún deporte al aire libre y en altura, como montañismo o esquí.

Lo bueno del invierno es que sólo deberemos de aplicar el fotoprotector solar en las zonas de nuestra piel que vayan a estar expuestas. Y con el frío son pocas, la cara, el cuello, las manos….

Se recomienda utilizar un factor de protección solar 30 o superior si vamos a exponernos directamente al sol (un paseo, salir a correr….). Usaremos SPF 50 o superior si vamos a la nieve o a la montaña, donde se incrementa el riesgo de quemaduras. Lanieve refleja el 80% de la radiación solar, por lo que en los deportes de nieve se incrementa sustancialmente la exposición los rayos ultravioleta.

Consejos sobre fotoprotección

  • Aplica la protección solar media hora antes de la exposición,
  • Renuévala cada dos horas
  • Si tienes manchas blancas, puedes aplicar una protección más alta al contorno de tus manchas y una menor para las zonas de las manchas, de forma que se vaya igualando el tono.
  • Ten en cuenta que aunque esté nublado las radiaciones ultravioletas llegan a tu piel. Incluso en esos días usa fotoprotección.
  • Extrema la precaución tienes manchas, tomas medicamentos fotosensibilizantes, tienes afecciones dermatológicas como vitíligo, acné o rosácea, si estás embarazada o si tienes la  piel sensible».
  • Protege tus ojos con gafas de sol homologadas con marcado CE.
  • Si estás usando una de nuestros correctores, Tanvitil gel y Tanvitil spray, recuerda que no incluyen ningún factor de protección solar, por lo que deberás aplicar antes la fotoprotección.
  • No uses cremas que guardas de un año a otro. Recuerda que los filtros solares pierden su estabilidad si llevan abiertos más de 12 meses. Además, durante este tiempo han debido de guardarse en las condiciones óptimas de temperatura.

Pin It on Pinterest

0