Alergias primaverales y cuidado de la piel

La urticaria con ronchas o picores es una de las primeras manifestaciones de las alergias primaverales. Te damos algunos consejos para el cuidado de la piel en estos casos, sobre todo para pieles sensibles.

En primavera el cuidado de la piel habrá de tener muy presente tanto a las alergias al polen como a las asociadas a las primeras exposiciones solares, como la erupción polimorfa lumínica y la urticaria solar.

La erupción polimorfa lumínica se asocia a la aparición de granitos rojos en las zonas menos expuestas durante los meses de marzo y abril  Conforme avanzan los meses y la exposición al sol es más continua la piel se vuelve más resistente y desaparecen.

Las personas que presentan alergias cutáneas deben vigilar especialmente el cuidado de la piel, evitar el contacto con las sustancias irritantes y buscar siempre la máxima hidratación de la piel.

Consejos para el cuidado de la piel alérgica

Aunque será el especialista en Alergología el alcance de la alergia y su tratamiento, existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta para paliar los síntomas:

  • Hidratación. Mantén la piel hidratada en todo momento. Usa hidratantes específicas para tu tipo de piel y a ser posible que no contengan perfumes ni parabenos. Bebe también abundante agua
  • Utiliza jabones syndet para irritar lo menos posible tu piel con la higiene diaria.
  • Evita salir a la calle en las horas de mayor polinización ( de las 5.00 a las 10.00 horas y de las 19.00 a las 22.00 horas.) y no tiendas la ropa a secar en el exterior. Ventila la vivienda al mediodía y durante poco tiempo.
  • Cuida tu alimentación. Evita tabaco y alcohol y otros excitantes como picantes. Sigue una dieta rica en antioxidantes y betacarotenos.
  • Evita tejidos sintéticos y opta por los que sean de algodón.
  • Utiliza gafas de sol y los días de mayor polinización puedes usar mascarilla para cubrir tu nariz y tu boca.
  • Realiza una exposición progresiva a los primeros rayos de sol y usa siempre fotoprotección.
  • Si sufres una reacción cutánea por tu alergia al polen cuando llegues a casa date una ducha fría, aplica abundante hidratante y echa a lavar toda la ropa.

Pin It on Pinterest

0